Promotor: Arquinea
Situación: Portugalete
Superficie: 55 m²
Año: 2021
Fotografía: Arquinea

Un espacio que ha cambiado completamente su imagen gracias a los espacios diáfanos y a su moderna construcción.

La propuesta del proyecto ha logrado transformar por completo un piso antes oscuro y anticuado en una vivienda moderna y acogedora.  

El cambio principal ha sido la eliminación de una de las habitaciones para conseguir un salón mucho más espacioso y holgado. Uno de los protagonistas de la estancia es el balcón. Las ventanas combinadas con estores de láminas dejan pasar luz natural procedente del exterior que da mayor sensación de amplitud. 

Además, el baño también ha experimentado una ampliación para resultar mucho más cómodo y desahogado. El aumento de la superficie se ha realizado reduciendo la cocina, la cual aun así tiene el espacio suficiente para llevar a cabo las tareas pertinentes. 

Para la decoración de la vivienda se ha optado por el minimalismo. Esta simplicidad aporta una sensación de gran serenidad y luminosidad, perfecta para una de las estancias centrales de la casa. Aun así, hay elementos que marcan la diferencia y aportan personalidad a la vivienda, como son el papel pintado de la pared de la habitación principal, los azulejos del baño efecto mosaico o la encimera marmolada de la cocina. 

El resultado es un luminoso piso cuya superficie resulta mucho más amplia gracias a los materiales elegidos y reformas realizadas, todo un acierto.