Promotor: Arquinea
Situación: Portugalete
Superficie: 65 m²
Año: 2021
Fotografía: Arquinea

El resultado ha sido una vivienda cómoda, moderna y atemporal por la sobriedad y sencillez de sus materiales.

Un diseño de reforma que ha cambiado por completo la imagen de esta vivienda. El derribo de los tabiques que dividían el espacio de la cocina y del salón ha aportado luminosidad y amplitud a la estancia. Pues, la unión del salón con la “salita” hace que el espacio se vea más desahogado, creando así una nueva y más amplia sala de estar. 

Aun así, la separación por estancias se ha llevado a cabo mediante un práctico cerramiento de vidrio que no es obstáculo para el paso de la luz natural que proviene desde el balcón. 

La propuesta de la vivienda consta de un espacio de cocina con línea de mobiliario a ambos lados dividida, con el ya mencionado, cerramiento de vidrio. La zona de noche está compuesta por una habitación principal, una habitación doble y un baño equipado con ducha, lavado e inodoro. 

Se amplió la superficie del baño para cumplir los diámetros mínimos exigidos por el Gobierno Vasco para el diseño de viviendas de protección oficial. Consiguiendo un lavabo mucho más cómodo y espacioso. 

Tanto los materiales como los muebles que se han utilizado para la reforma, tienen la función de ser cómodos, modernos y de tonos neutros para así continuar con la línea minimalista y luminosa.

El resultado final es un piso actualizado, atemporal y caracterizado por el minimalismo y la elegancia.