Promotor: Arquinea
Situación: Getxo
Superficie: 75 m²
Año: 2020
Fotografía: Arquinea

El resultado ha sido una vivienda moderna con un toque minimalista y con identidad propia, además de ser cómoda y con materiales resistentes y atemporales.

La reforma ha transformado por completo el aspecto y funcionalidad de esta vivienda. El cambio principal ha sido la eliminación una de las tres habitaciones que el piso tenía desde un principio, para construir un segundo baño, esta vez en suite, y ampliar la habitación principal. 

Para ambos baños se ha optado por azulejos efecto mármol que ayudan a dar amplitud al espacio y, que además, son atemporales. Se ha equipado con muebles funcionales en tonos llamativos para romper que la neutralidad del revestimiento, consiguiendo un resultado interesante y que no pasa desapercibido. 

La distribución de las zonas comunes se ha respetado, aunque la pared que separaba la cocina con el salón se ha cambiado por una cristalera para aprovechar la luz natural que entra desde la sala de estar y hacer más desahogado el espacio. La cocina ha dado un giro de 180 grados, pues ha pasado de ser una estancia anticuada y poco funcional por su distribución y por sus viejos muebles, a ser una cocina cómoda, útil y con un toque de personalidad gracias a los azulejos color azul pastel que revisten el frontal de la misma. 

Además, en la entrada se han incluido dos grandes armarios en los que hay una gran capacidad de almacenaje. 

En la decoración reinan el minimalismo y la sobriedad que dan un resultado moderno a la vez que muy personal, pues el sofá de color verde oliva es una pieza que no cualquiera se atrevería a incorporar en su salón.